MEJORA TU SALUD CON DEPORTE Y DIETA SANA

Cada semana aumenta el número de personas que se movilizan desde su sofá para conseguir, o al menos intentarlo, mejorar sus hábitos diarios tanto respecto a la dieta que toman como a la actividad física que realizan.

Todo con el objetivo de mejorar a corto plazo su estado físico, y mejorar a largo plazo su salud, puesto que no hay nada más importante, pese a que nos olvida la mayor parte del tiempo.

Si estás pensando en cambiar tu rutina, abandonar los hábitos sedentarios y comenzar un nuevo camino en busca de una mejor salud, aquí te vamos a dar unas pautas básicas que te ayudarán en tu camino:

 ABANDONA MALOS HÁBITOS CRÓNICOS

Principalmente hablamos del tabaco, consumir alcohol en exceso o, por supuesto, tomar drogas u otras sustancias nocivas para el cuerpo.

Al margen de que son dañinas para el cuerpo por los motivos que todos sabemos, nos introducen en una espiral negativa de malas sensaciones que nos llevan a más hábitos negativos.

Es primordial romper con lo anterior, para marcar una línea roja que claramente defina que ha llegado nuevos tiempos a nuestra vida.

Si piensas que será difícil hacerlo junto a otros cambios de los que ahora hablaremos, es todo lo contrario. Junto a otras medidas, defines claramente tu nueva dirección y te será más sencillo conseguir tus objetivos.

CAMBIA TU DIETA

Este punto da para escribir un libro, por lo que resumirlo en unas pocas líneas es complicado.

Básicamente, hay que eliminar de la dieta los alimentos que son perjudiciales para nuestro organismo, puesto que lo acidifcan produciendo cansancio y enfermedades.

Hay que reducir la ingesta de carne drásticamente, y eliminar de la dieta el azúcar, las harinas refinadas y todos los alimentos que los contengan.

Te vas a sorprender cuando leas los etiquetados, de la cantidad de alimentos que lo contienen y que dejarás de tomar.

Paralelamente, aumenta el consumo de frutas y verduras, cereales integrales, semillas y por supuesto bebe mucha agua.

HAZ EJERCICIO MODERADO VARIAS VECES A LA SEMANA

Si no practicas ningún ejercicio, empieza poco a poco. Si es necesario, sal a caminar durante los primeros días. Poco a poco, puedes empezar a alternar minutos de paseo con 2-3 minutos de carrera suave, que poco a poco podrás ir aumentando.

Si eres constante, llegarás a ser capaz de correr 20-30 minutos en unas cuantas semanas.

Si lo prefieres, cambia el running por la bicicleta, la natación o el deporte que más te guste.

En definitiva, son consejos básicos, de sentido común. No hay secretos, no hay atajos. Sólo con tu constancia y fuerza de voluntad serás capaz de conseguirlo.

¿A qué estás esperando?

Sólo una última cosa: pensando en tu salud, siempre que hagas deporte lleva puesto un buen pulsómetro que registre tu frecuencia cardíaca. Existen en el mercado muchos modelos, a precios muy asequibles, por lo que no hay excusas para no llevar uno puesto.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *