Para qué sirve un coche siniestrado

Estas vacaciones estivales cuando íbamos rumbo a la playa he visto algo que me ha llamado poderosamente la atención. Justo al llegar a la entrada de un pueblo había un gran cartel en el que ponía venta coches siniestrados y la verdad es que me quedé un poco perpleja, ¿Quién y para que quiere un coche siniestrado? ¿Qué se hace con un coche que no vale?

Evidentemente los coches que se han visto afectados por un accidente o por una catástrofe natural tendrán que acabar en algún lado pero ¿En dónde? Pues en un desguace, claro, no lo había pensado yo de esa manera. En los desguaces acaban los coches que ya no funcionan, así que los que han estado involucrados en un accidente pues también. En el desguace se encargan de aprovechar las piezas que todavía son viables, las piezas que se pueden reciclar, las que no se han deteriorado y pueden tener otra vida, así que no me extraña en absoluto que se vendan los vehículos siniestrados con el fin de obtener de ellos las piezas que se pueden aprovechar.

Si tienes un accidente con el coche y este queda siniestro total, el seguro gracias a un perito realizará una peritación en la que se valorará si el vehículo puede ser reparado o teniendo en cuanta la antigüedad del mismo y el estado en el que ha quedado tras la colisión, valorará si se puede arreglar o por el contrario es  mejor desecharlo ya que costaría más la reparación que un vehículo de características similares. Por lo que ese coche quedaría para vender a un desguace que obtenga las piezas adecuadas y después se encargue de que todo sea destruido con el fin de evitar contaminaciones innecesarias.

Supongo que un coche siniestrado tiene un valor muy bajo, unos cuantos euros y dependiendo del estado, y si luego hay varias piezas que se pueden reciclar pues ya está el negocio asegurado, con solo poder salvar algunas piezas del motor, o los cinturones o alguno de los espejos o por qué no los asientos ya se puede hacer una buena venta de las piezas, por lo que los beneficios están asegurados.

Así que ya se para qué sirve un coche siniestrado, es un negocio que yo desconocía y que supongo que moverá miles de euros, una pena que provengan de os accidentes de tráfico.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *