El BDSM: Diversidad en placer

El BDSM es una de las prácticas del placer, que ha aumentado su popularidad debido a las diversas creaciones textuales que han aparecido en los últimos tiempos como 50 Sombras de Grey. Es una práctica que posee diversidad en placer y aquí te lo mostraremos.

Los tipos de ramas en el BDSM

La sumisión y dominación

Como diversidad en placer, el BDSM implica una relación entre el dominante y la sumisa que gira en torno al intercambio de poder en forma erótica todo ello ya consensuado. Así que si alguna vez te obligan a formar parte de ello, no es BDSM.

El Bondage

El Bondage implica la práctica de las ataduras sobre el otro, todo ello con objetivos sexuales y estéticos. Puede tratar la inmovilización del otro. Las cuerdas que se utilizan para ello están hechas en fibras artificiales y en algodón.

A su vez, para diversidad en placer, el término Bondage se extiende a las cadenas, esposas pañuelos y demás. Esta práctica puede llevarse a la práctica de manera exclusiva con la pareja o amplia.

  • El sadomasoquismo

El sadomasoquismo implica el dualismo dolor/placer y posee una gran importancia dentro de lo que es BDSM y en la posesión de poder. Por un lado el sadismo implica la actividad del placer a partir del castigo. Mientras que el masoquismo implica placer a través del dolor.

El Fetichismo

Como un ejemplo de la diversidad en placer, se encuentra el fetichismo, el cual implica el uso de fetiches o símbolos que le dan un valor único a la persona que lo utiliza.

¿Qué fetiche posees? Algunos de los más comunes es el uso de tacones, el vello corporal, las medias, los pies, el uniforme, en fin diversos, los cuales causan placer.

  • La disciplina

Esta práctica se refiere a la flagelación erótica, la cual también se le llama azotes eróticos. Para ello, se hace uso de las palmas de las manos para azotar los glúteos, o en su defecto algún instrumento, entiendo el área de azote las piernas y demás.

Comúnmente los instrumentos que se utilizan para el azote son los denominados floggers (gatos de cola), la fusta, vara fina, el látigo, entre otros.

  • Los Juegos de rol

En los juegos de rol se asume un papel, un género durante el acto del placer. Por lo general, esta práctica incluye el uso de fetiches los cuales refuerzan el sentido de placer y control.

Si eres un principiante en las prácticas de BDSM no te asustes, todo en él es consensuado, por lo que no hay que tener miedo. Solo disfruta de la diversidad del placer y ¡listo!