Fallas en el carter

El cárter es uno de los componentes más propensos a dañarse debido a su ubicación, una de sus fallas más comunes es una abolladura o rotura; más acá, en España, que abundan los reductores viales, que suelen estar por encima del estándar de altitud del piso en comparación a otros países. Por esto, es necesario saber qué hacer si su coche recibe un golpe bajo y conocer los daños que esto implica al motor.

Cómo enfrentar un golpe inferior

Primero que todo debe detenerse para revisar que no exista alguna fuga de lubricante, en caso de que la haya, lo más recomendable es que solicite asistencia en el lugar que se encuentre y le lleven hasta el taller. Bajo ningún motivo siga en marcha, ya que pone en riesgo el vehículo, pudiendo agravar los daños; recuerde que en su interior hay diversos elementos que componen el sistema de lubricación que pueden verse afectados.

Funciones de la lubricación

  • Disminuye la fricción entre las piezas móviles gracias a la película que genera.
  • Elimina el calor de las piezas móviles enfriando las mismas.
  • Mantiene la compresión formando un sello con los anillos.

Posibles daños en el sistema de lubricación

Que el sistema falle representa un gran problema para el vehículo, ello debido a que el desgaste en las piezas se da mucho más rápido y esto conlleva a un aumento en el consumo del combustible y los consiguientes costes asociados a reparaciones. Los casquetes de las bielas pueden fundirse y unirse a los asientos del cigüeñal, también se genera fricción de los pistones contra las paredes de los cilindros o se tuercen, incluso se fracturan y salen del bloque motor por recostarse el pistón a la camisa.

Las fallas en el cárter pueden ser desde exceso en el consumo de aceite, sobrecalentamiento, hasta filtros contaminados. Sea cual sea el caso, es necesario que haga no solo una inspección en el cárter, sino también en otros componentes del motor; de esta manera evita sorpresas desagradables a mitad de camino.

Haga mantenimientos regularmente para que evite estos y demás problemas que se le asocian. Una manera de reponer las piezas que le sean requeridas sin golpear su presupuesto, es adquiriendo piezas de segunda mano. La diferencia de precios entre estas y las nuevas es considerable, sin embargo, son de calidad y los desguaces legales ofrecen garantía. Entre por ejemplo en https://www.piezasdesegundamano.es/ y podrá buscar los componentes para su vehículo con gran fiabilidad.